cumplimiento

"Estas afirmaciones no fueron evaluadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos".

Si alguna vez compraste una vitamina o un suplemento nutricional deportivo, lo más probable es que hayas visto esta frase. ¿Qué significa? ¿Deberías preocuparte? En este blog, nuestro director de cumplimiento explica lo que tienes que saber y en qué se diferencia BPI de otras compañías.

En los últimos años, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha intensificado el monitoreo de los suplementos dietéticos para la pérdida de peso, el realce sexual y el desarrollo muscular. La FDA descubrió que los productos en estas categorías a veces están contaminados con drogas no declaradas que pueden causar daño a los consumidores y, como resultado, han tomado medidas coercitivas contra las compañías que venden estos productos.

Los productos de BPI están regulados como suplementos dietéticos bajo los auspicios de la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (FDCA, por sus siglas en inglés) y por lo tanto, están sujetos a la supervisión de la FDA. Los fabricantes y distribuidores de suplementos dietéticos en los EE. UU. deben cumplir con las regulaciones de suplementos dietéticos de la FDA, incluyendo el registro en la FDA cada dos años como lo requiere la Ley de Seguridad de la Salud Pública y Preparación y Respuesta ante el Bioterrorismo de 2002. Esta ley le permite a la FDA tomar las medidas necesarias para proteger al público de un ataque terrorista real o inminente contra el suministro de alimentos de los EE. UU. Además, las instalaciones que fabrican, envasan o contienen suplementos dietéticos y/o ingredientes dietéticos también deben cumplir con la reglamentación de BPF para suplementos dietéticos (SD) en 21 CFR parte 111 (reglamentación de BPF de SD). La reglamentación de BPF de SD requiere que las compañías que fabrican, empacan, etiquetan o tienen un suplemento dietético establezcan procedimientos para garantizar la calidad de su producto y para asegurarse de que su producto se empaque y etiquete como se especifica en el registro maestro de fabricación.

BPI cumple con los requisitos de registro de la FDA y garantiza el cumplimiento de la reglamentación de BPF de SD al contratar los servicios de una compañía externa para llevar a cabo una auditoría anual del sistema de calidad de BPI y sus fabricantes contratados. Esta auditoría anual verifica que todos los productos de BPI se fabriquen, etiqueten, mantengan y distribuyan de acuerdo con las regulaciones federales y que BPI y sus fabricantes contratados cumplan con sus responsabilidades bajo la reglamentación de BPF de SD. De hecho, una auditoría reciente reveló que el equipo de gestión de calidad de BPI era extremadamente receptivo a la hora de aplicar las pautas reglamentarias y los requisitos de cumplimiento, y que está cualificado gracias a la formación, la educación y la experiencia en el desempeño de las tareas asignadas.

Desafortunadamente, muchos distribuidores de suplementos nutricionales deportivos no invierten el tiempo y el dinero necesarios para cumplir con la reglamentación de BPF de SD. La reducción de los costos sigue siendo un denominador común en la industria, lo cual pone en peligro la integridad y seguridad de los productos y exige un mayor control de la FDA. La certificación de terceros de BPI demuestra que la compañía está comprometida a entregar productos de la más alta calidad de principio a fin.

¿Por qué? Porque queremos ayudarte a alcanzar tus metas de entrenamiento, y para verte y sentirte lo mejor posible, tienes que tomar los mejores suplementos.

Confía en tus suplementos