ejercicio

Puedes seguir una dieta que incluya los vegetales, frutas y granos orgánicos más frescos, pero sin ejercicio, ¡no alcanzarás un estado de bienestar general! Es sorprendente... Lo sé; pero los beneficios del ejercicio están muy bien documentados y no deben pasarse por alto.

Si no ponemos el cuerpo en movimiento, con el tiempo se vuelve rígido y envejece. ¡Algunos pueden pensar que el ejercicio desgasta el cuerpo, cuando en realidad, lo revitaliza y rejuvenece! ¡El ejercicio es movimiento, el movimiento es energía, y la energía es VIDA!

Aquí presentamos dos maneras que muestran que hacer ejercicio funciona:

  1. Entrenamiento de fuerza hace que el cuerpo agregue masa a los músculos para hacer frente al estrés que produce levantar pesas. ¡Esto es beneficioso para el cuerpo porque los músculos más grandes y mejor entrenados procesan oxígeno de manera más eficiente y el corazón no necesita bombear tanto para mantener los músculos nutridos! Es una razón por la que levantar pesas es sumamente beneficiosa para las enfermedades cardiovasculares.
  2. Los ejercicios aeróbicos benefician el cuerpo porque fortalecen el corazón y permiten que bombee de manera más eficiente, de modo que no requiera tantos latidos por minuto.

Seguir un régimen de ejercicio regular puede ser una de las cosas más difíciles de implementar en tu programa de salud. ¡La clave es permanecer motivado y el mayor motivador eres TÚ! ¡Elije un ejercicio que disfrutes! Puede ser una larga caminata en el parque, nadar, bailar, yoga, jazzercise, circuito de entrenamiento, clase de step, spinning, saltar, correr, andar en bicicleta, tai chi… ¡no importa siempre que lo hagas REGULARMENTE! Esto significa al menos 30 minutos al día, tres a cuatro veces por semana, ¡todas las semanas!

Ejercita en tu zona de entrenamiento máximo

La zona de entrenamiento máximo de cada persona varía, pero tus zonas básicas pueden establecerse restando 220 menos tu edad. El número que surja es tu ritmo cardíaco de entrenamiento máximo. Tu zona de entrenamiento máximo para fortalecer y quemar grasa varía entre en 65 y el 80% de ese número. Por ejemplo, para una persona de 28 años, el ritmo cardíaco de entrenamiento máximo es 192. La zona de entrenamiento máximo para quemar grasa oscila entre 124 y 153 latidos por minuto. Es importante mantenerse en esa zona y no excederse. Excederse de tu zona de entrenamiento máximo ejerce una tensión excesiva en tu sistema y consume el oxígeno de la sangre.

Recuerda ir a tu propio ritmo

¡Más no siempre significa mejor! ¡Algunos estudios han mostrado los beneficios significativos para la salud que produce caminar 30 minutos tres veces por semana! ¡Por lo tanto, no es necesario que te inscribas en el gimnasio más cercano o que compres una gran cantidad de equipos para ejercicios costosos!

Por último, piensa en todos los beneficios que produces en el cuerpo al sudar los últimos 15 minutos del entrenamiento:

  • ¡Los músculos se tonifican!
  • ¡El sistema linfático se estimula para eliminar las toxinas y residuos de la sangre!
  • ¡El corazón se fortalece!
  • ¡Al realizar ejercicio regularmente, el pulso disminuye, y se reduce el volumen de trabajo del corazón!
  • ¡El peso se controla de manera más fácil!
  • ¡Las encimas que son vitales para las interacciones químicas del cuerpo se estimulan!
  • ¡El sudor almacenados libera las toxinas y residuos almacenados!

¿Qué estás esperando?

¡Ponte los zapatos para caminar y realiza una linda caminata por el vecindario o el parque de tu ciudad! ¡No solo disfrutarás de aire fresco y ejercicio, también te sorprenderás de las cosas que ves cuando no vas en el auto!

Acerca de Ainsley Rodriguez
La etapa de entrenamiento de Ainsley Rodriguez comenzó hace una década cuando tenía tan solo 16 años. A Ainsley le llevó años de estudio, entrenamiento y mucho esfuerzo lograr el éxito "de la noche a la mañana" como experta en entrenamiento, instructora de fuerza y nutricionista. Ainsley, actualmente miembro del equipo BPI, comparte sus consejos y conocimientos en su blog y su cuenta de Instagram.