los mejores bocadillos para una dieta cetogénica

Hacer dieta no significa que no se puede comer bocadillos. De hecho, hacer dieta más bien debería alentarte a escuchar más a tu cuerpo, lo cual significa alimentarlo cuando sientes hambre. Tener bocadillos saludables a mano te permite darte un gusto sin salirte del camino.

En una dieta cetogénica específicamente, estos bocadillos deberían consistir principalmente en grasas saludables. No te sientas frustrado si estás pensando en maneras de saciar tu hambre. A continuación, mira una lista que creamos de los cinco mejores bocadillos para la dieta cetogénica:

Chicharrón: si eres adicto a las papitas fritas, esta es quizás la mejor alternativa que te dará ese sabor salado y una textura crujiente. Úntalos en hummus sin legumbres para variar un poco.

Aguacates: los aguacates contienen el mejor tipo de grasas saludables, ¡así que come sin culpa! Si lo cortas por la mitad, puedes agregar más grasas colocando una yema de huevo en el centro de cada mitad y luego hornea.

Huevo duro: este increíble bocadillo es rápido, sencillo y puedes llevarlo a cualquier lugar, y además es apropiado para cualquier momento del día.

Queso en tiras: ¡siéntete como un niño de nuevo! El queso en tiras es divertido y fácil de llevar a cualquier lugar. Cómelo solo, con fiambre o con pepperoni. Simplemente asegúrate de comprar la versión con grasa, y busca productos crudos y orgánicos de ser posible.

KETO BOMB™: es la primera leche en polvo cetogénica de BPI Sports y es una manera deliciosa de agregar electrolitos, MCT y otras grasas esenciales al café, té o a tu bebida favorita.

Keto Bomb

A modo de recordatorio, el objetivo de una dieta cetogénica es forzar al cuerpo a entrar en cetosis, y esto solo se logra con una dieta estricta. Aunque la descomposición de macros varía de una persona a otra, aproximadamente el 75% de tus calorías diarias deberían provenir de grasas, 20% de proteínas y 5% de carbohidratos. Esto quiere decir que para tener éxito, ¡debes elegir bien tus bocadillos!