5 consejos para asegurarte de obtener la mejor relación calidad-precio posible por tus proteínas.

Cualquier persona que tome suplementos proteicos conoce esa leve sensación de logro cuando viertes tu última porción de proteína en tu taza mezcladora. Para algunos, terminar la botella viene con un alivio, porque ya era hora de que probaran sabores nuevos de todos modos. Para otros, es una sensación de confusión menor: ¿qué proteína elegiré ahora? Puede ser una elección abrumadora por la sola razón que estás por comprar 25 porciones más de esta proteína y quieres asegurarte de que valga la pena. ¿Qué características buscas para tomar la decisión de comprar determinado suplemento proteico? ¿Qué es lo que tienta para comprar esa jarra de 2 lb o 5 lb?

  1. El primer factor que muchas personas toman en cuenta: EL PRODUCTO VIENE DE UNA COMPAÑÍA CONFIABLE.Y RESPETABLE. La mayoría de los consumidores comprará de una compañía sobre la que hayan escuchado o visto antes. Una compañía que sea reconocida y que venda productos de gran calidad en forma constante. Quizá incluso una marca que haya estado bastante tiempo en el mercado. Si bien esto demuestra que una marca es respetable, no siempre significa que sea confiable. ¡Investiga la marca y entérate qué es lo que la compañía representa! Deberías poder obtener un entendimiento bastante sólido de una marca con solo ver cómo se comercializan, qué es lo que intentan promocionar y qué prácticas usan para elaborar un producto de calidad.
  2. UTILIZA cGMP (Buenas prácticas de manufactura): después de aprender qué es exactamente y cómo te afecta la proteína que consumes, (cGMP son las Buenas prácticas de manufactura actuales que siguen empresas farmacéuticas y biotécnicas para garantizar que los productos que producen cumplan con requisitos específicos de identidad, potencia, calidad y pureza.**) no querrás volver a comprar jamás un suplemento proteico que NO use esta práctica. Las cGMP demuestran que el producto es de alta calidad, que es apto para los consumidores, que se produce en un entorno controlado (para prevenir la contaminación cruzada) y que las regulaciones en relación con la producción están actualizadas según el código. Ninguna cGMP es como pedir comida en un restaurante que no haya pasado la evaluación de sanidad.
  3. LA PROTEÍNA SABE EXCELENTE: es un hecho. Las personas quieren que los productos que compran regularmente tengan un sabor increíble. La mayoría de las reseñas que se ven por internet no son con respecto al contenido de la proteína, sino a su SABOR. Después de todo, cuando inviertes en un frasco de proteína, quieres poder saborearla y disfrutarla. No quieres sufrir al tener que atragantarte con un batido blancuzco todos los días. Si disfrutar del sabor Chocolate Flavor de Whey HD y lo compras una y otra vez, ¿no esperas que tu último frasco tenga el mismo gran sabor que el primero? La consistencia en calidad y textura es un factor importante para la consistencia en el sabor. Si bien normalmente tendemos a dejar que nuestras pupilas gustativas hablen al elegir la proteína, asegúrate de que no sea el ÚNICO factor que tomes en cuenta.
  4. TERCEROS HAN VERIFICADO LA CALIDAD Y LA CONSISTENCIA DE ESTA PROTEÍNA. Lamentablemente, no muchas compañías de suplementos pueden dar fe de esto. Volviendo al SABOR: si te gusta un producto y lo compras una y otra vez, quieres que sea consistentemente bueno cada vez que lo adquieres en textura, calidad y sabor. Lo que esta verificación de terceros hace es asegurarse de que lo que dice la etiqueta coincida con lo que hay en la botella, ¡mejor imposible! Nada más ni nada menos. Sin rellenos ni aditivos secretos. Solo el contenido exacto que aparece en la etiqueta.
  5. ESTA PROTEÍNA NO ESTÁ ADULTERADA: te estarás preguntando qué significa esto. Bueno, la adulteración de la proteína ocurre cuando se agregan otros materiales que obstruyen el verdadero contenido proteico del producto. Si, leíste correctamente: cuando una botella dice 25 gramos de proteína por cucharada, puede que no contenga exactamente 25 gramos. A veces, las compañías agregarán algunos "aminoácidos inútiles" de bajo costo que de alguna manera permiten a la compañía poner en la etiqueta de la botella que es proteína lactosérica 100 %, incluso si eso no es verdad. ¿Cómo puedes saber si tu proteína ha sido "adulterada" o no? Selecciona una proteína cuyo contenido haya sido verificada por terceros.

La próxima vez que vayas a tu tienda minorista de nutrición deportiva, no solo te dirijas hacia la botella más llamativa o el producto destacado de la semana. Investiga tus opciones antes de ir a la tienda y sigue los 5 pasos anteriores. Si quieres una proteína que sea consistente en calidad, que tenga excelente sabor y contenga todo lo que aparece en la etiqueta, elige una proteína con un sello de verificación de calidad Chromadex. Entonces sabrás que 100 % seguro de que estás obteniendo exactamente lo que pagas.

**Fuentes: "A Definition of GMP (Good Manufacturing Practices) for Biotech and Pharmaceutical Firms." A Definition of GMP (Good Manufacturing Practices) for Biotech and Pharmaceutical Firms. ComplianceNet Inc., n.d. Web. 09 de febrero del 2015.