saludable no quiere decir que es bueno para ti

El hecho de que algo luzca bien no quiere decir que es bueno para ti. Hoy en día, las tácticas de mercadeo que se aplican en la industria alimentaria han eliminado las diferencias entre una alimentación saludable y una alimentación que te permita incorporar los macronutrientes necesarios. El simple hecho de que un producto incluya en su etiqueta los términos "natural", "orgánico", "clean" o "saludable" no implica que sea bueno para tu dieta. Los colores suaves del paquete o la versión más pequeña y/o delgada del producto no hacen que sea mejor tampoco.

Cuando intentas lograr metas de entrenamiento, desde perder peso y ganar masa muscular magra hasta mejorar el rendimiento o la resistencia, es importante que sepas exactamente lo que ingieres. Por eso los atletas, fisicoculturistas y amantes del entrenamiento se guían por sus macronutrientes. Saben con precisión la cantidad de gramos de proteína, carbohidratos y grasas que necesitan consumir a diario para mantener el nivel de sus progresos. Y cuando cambian las metas de entrenamiento, también lo hacen sus macronutrientes: las vuelven a calcular, medir y rastrear.

No todas las calorías, grasas, proteínas y carbohidratos son iguales.

Debes asegurarte de comer alimentos de calidad y que tu fuente de energía provenga de una dieta bien balanceada. Hay tanta información disponible, pero mucha lleva a la confusión o a la desinformación. Incluso el término "comer sano" no se salva de esas creencias. Por ejemplo, a diferencia de la creencia general, comer alimentos sanos no significa que no aumentarás de peso. No significa que tendrás un físico más tonificado. No significa que acelerarás tu metabolismo. Y la lista de ideas equivocadas continúa.

Incluso los amantes de lo saludable y del aire libre no siempre lo hacen bien. Tomemos como ejemplo la mezcla de frutos secos. Es un refrigerio calórico que los excursionistas llevan a sus aventuras porque es liviano, portátil y les proporciona una sobrecarga de calorías. No tienen la más mínima idea que es principalmente grasa y azúcar. ¡No es realmente sano! La mezcla de frutos secos no es muy saludable, especialmente si es del tipo que se compra en tiendas donde las porciones no son controladas y los frutos secos son tostados en vez de naturales. La mezcla de frutos secos aumenta los niveles de insulina gracias al exceso de azúcar, que luego tu cuerpo lo almacena como grasa.

Lo mismo ocurre con las barras proteicas "saludables".


Comparación de tres barras diferentes:

Barra n.° 1 Barra n.° 2 Barra n.° 3
Grasa - 6 g Grasa - 12 g Grasa - 12 g
Proteína - 20 g Proteína - 4 g Proteína - 5 g
Carbohidratos - 6 g Carbohidratos - 33 g Carbohidratos - 16 g

Como puedes ver, algunas de estas barras tienen el doble de grasa y carbohidratos y una cantidad de proteína que ni siguiera se acerca. La barra n.° 1 supera a todas en la competencia en cuanto al contenido de proteína. Con 20 g de proteína, tiene una cantidad casi cuatro o cinco veces mayor que las otras. Para alguien que lleva un registro de sus macronutrientes, esa es una diferencia enorme.

Presentamos la BEST PROTEIN BAR™

BPI Sports formuló la BEST PROTEIN BAR™, para aquellos que tienen necesidades dietéticas y metas de entrenamiento específicas. Esta nueva fórmula proteica está diseñada para fomentar un aumento de masa muscular magra, mantener el peso y consumir los macronutrientes precisos.

La BEST PROTEIN BAR™ sin gluten tiene ingredientes excelentes que dan por resultado una barra deliciosa, masticable y suave. Está creada con una mezcla de proteínas de calidad compuesta por proteína lactosérica purificada, proteína láctea purificada y suero lácteo en polvo. Con cuatro sabores deliciosos, entre ellos S'mores, Chocolate Peanut Butter, Cookies and Cream y Cinnamon Crunch, es una manera exquisita de consumir las proteínas que necesitas.