encuentra el equilibrio

¿A veces sientes que vives la vida como si estuvieras sobre una pelota bosu? ¿Siempre intentas encontrar el equilibrio entre la vida familiar, los amigos, el trabajo y el entrenamiento?

Te escuchamos. Aunque encontrar el equilibrio perfecto es un excelente objetivo a cumplir, comprende que, a veces, para hacer todo tienes que ser flexible y creativo, ¡no perfecto! Usa esta lista como inspiración y como ayuda para priorizar lo que más te importa.

Convierte el tiempo con tu familia y tus amigos en actividad física:

Todas tus reuniones no tienen por qué centrarse en la comida o el café. En cambio, ¡encuentra el equilibrio saliendo a caminar juntos o sugiere un juego de Frisbee golf! Los juegos en el patio son siempre buenos también. ¿A quién no le gusta el juego de tiro de bolsitas de frijoles?

Si tus hijos ya tienen la edad suficiente para ir contigo al gimnasio, pídeles entrenar contigo. Quizás enséñales a vigilarte en caso de que necesites ayuda. Si tienes bebés, incorpóralos a tu entrenamiento. Por ejemplo, ¡pon a tu bebé en el suelo y bésalo mientras haces flexiones de brazos! Puedes usarlos como peso también. Haz zancadas caminadas y muévelos de lado a lado mientras lo haces; no solo les encantará el movimiento, también aprovecharás de entrenar. ¡Sé creativo! Ellos son tu razón para mantenerte saludable, ¡no una excusa!

A veces, tu entrenamiento deberá ser mucho más intenso y las sugerencias anteriores podrían no servir. ¡Recuerda que está bien tomarte tiempo para ti mismo y hacer tus entrenamientos de manera separada!

preparación de comidas en familia

Haz que la hora de la cena sea un momento de preparación de alimentos también:

Pídele a tus hijos que dividan en porciones la carne, los batidos proteicos y la proteína en polvo mientras preparas la cena. Esto les enseñará a dividir en porciones y hacer elecciones saludables, ¡y a la vez pasarán tiempo de calidad juntos! Muchas buenas conversaciones se dan en la cocina, el centro del hogar.

Sé flexible con tu entrenamiento:

Ahora bien, no todos tienen un entorno laboral flexible, pero si puedes, sal a caminar por 20 minutos a la hora de almuerzo con un compañero de trabajo. Si tienes horas laborales flexibles y tus tardes están repletas de actividades, ¡intenta entrenar en la mañana! Prueba hacer ejercicios aeróbicos en ayunas e incorpora una bebida intra como Best BCAA™ para no fatigarte tan rápido. Te sorprenderá toda la energía que tendrás durante todo el día. Por lo general tu momento ideal para entrenar es luego de algunas comidas, ¡pero aquí es donde ser flexible entra en juego!

Recuerda, si bien encontrar el equilibrio es importante, ponerte a ti mismo como prioridad es igualmente importante. Quieres estar ahí para tu familia y tus amigos en el futuro, pero para eso debes cuidarte en el presente. Confía en nosotros, tu futuro yo te lo agradecerá.

Best Aminos