¿Puede que sea demasiado agresivo con mi dieta cetogénica?

"En lo concerniente a la fase de inducción, sí, puedes ser demasiado agresivo y puedes tener una gran cantidad de adormecimiento o desfase si tratas de inducir la cetosis demasiado rápido. Depende de la tolerancia de la persona, como en todo lo demás. Por lo general induzco a mis pacientes lentamente en esta dieta cetogénica modificada, pero lo mismo aplica a una dieta cetogénica. Querrás restringir los carbohidratos en forma decreciente a lo largo de una semana, 10 días e incluso más que eso, según tu tolerancia y en última instancia llegar a tu objetivo de 20-25 g de carbohidratos por día. Sería demasiado agresivo o demasiado si lo hicieras más rápido o si no pudieras tolerarlo.

Ese factor es una de las principales razones por las que las personas abandonan la dieta: el alto índice de abandono cuando se inicia una dieta cetogénica. Las personas tienden a volver a su viejos hábitos cuando experimentan esa mala racha. Esa mala racha tiene que ver con el hecho de que el metabolismo está cambiando de uno que normalmente usa glucosa y carbohidratos a uno que depende principalmente de grasas como fuente de energía. Lo que debes hacer para evitar ese problema es ir realmente lento e inducir los caminos bioquímicos que te permiten usar mejor la grasa, en oposición al uso de azúcar o glucosa como fuente de energía.

Lo otro que cae en esa categoría de ser demasiado en el contexto de la dieta cetogénica, es a lo que aludí antes, la posibilidad de perder músculo mientras una persona está haciendo una dieta cetogénica o incluso una dieta cetogénica modificada. Presta mucha atención a esto: puedes perder músculo mientras estás haciendo una dieta cetogénica, aunque las cetonas mismas tengan efectos anticatabólicos. Si conoces personas que querían perder mucha grasa corporal (por fuera de lo que es el fisicoculturismo), si conoces a alguien que hizo una dieta cetogénica porque tenían obesidad mórbida, muchas veces cuando los vuelves a ver tiempo después, por ejemplo seis meses, ellos no solo perdieron mucha grasa, sino también perdieron mucha masa muscular.

Debes ser muy, muy cuidadoso en cuanto a ser demasiado agresivo durante tu restricción de carbohidratos. Ya sea que eso signifique subirte a una balanza InBody o usar soportes ortopédicos o hacer un estudio DEXA, ver las cifras y dilucidar cuál es tu masa muscular esquelética, valdría la pena hacer algo como eso porque hay una tendencia a perder músculo. Para que puedas darte una idea de cuál es la "zona ideal" para tí, en lugar de 25 g de carbohidratos por día, puedes estar en cetosis (.5 milimolares o levemente superior) si tu cuerpo funciona con 50g de carbohidratos por día. Algunas personas pueden permanecer en cetosis con 50 g, y están perdiendo peso, pero no están perdiendo demasiado músculo porque su señal de insulina es levemente más alta en virtud de la carga de carbohidratos más alta. La otra cosa que puedes hacer para atemperar esto un poco, es tomar tus BCAA y esos tienen efectos anticatabólicos.

De modo que sí, las personas pueden llegar a extremos e reducir su ingesta de carbohidratos a 5 g por día, pero te puedo garantizar que si eso sucede, por fuera de otros factores, con el tiempo vas a terminar perdiendo una cantidad de masa muscular importante. Debes tener cuidado. Haz algo, intervén y luego vuelve a verificar. Haz una pequeña modificación y vuelve a verificar. Eso es lo que hacemos en mi oficina, es exactamente lo mismo. Contamos con una balanza y puedo darme cuenta si alguien está perdiendo músculo o grasa. Por lo que es muy, muy importante que si no tienes una balanza como esa en tu hogar, y muchas de estas balanzas no son muy buenas, consulta con un médico que tenga una balanza como esa o hazte un estudio DEXA y ellos podrán decirte tu porcentaje de grasa corporal y tu masa muscular esquelética".

Dr. Brett Osborn

El Dr. O es el experto en nutrición y entrenamiento del equipo BPI Sports.