5 pistas de que no estás consumiendo suficiente proteína

Ya lo has escuchado: las proteínas son los pilares fundamentales de la vida. Tienes que ingerir proteínas todos los días para que tu cuerpo pueda reparar sus células y crear más. Las hormonas, los neurotransmisores, las enzimas digestivas y las enzimas productoras de energía dependen de las proteínas. Incluso la composición corporal está relacionada con la ingesta de proteínas, así como la regulación del azúcar en la sangre.

Como puedes ver, las proteínas son un nutriente importante que te aporta energía, te ayuda a desarrollar músculos, recuperarte y mantener la sensación de saciedad. Pero con las agendas ocupadas y el tiempo que uno pasa fuera de casa, a veces se dificulta incorporar suficientes proteínas todos los días. Después del agua, lo que más contiene nuestro organismo son proteínas. De hecho, si se escurriera toda el agua de nuestros organismos, la mitad de nuestro peso sería proteína. Entonces, ¿cómo puedes saber si tienes deficiencia de proteínas? A continuación te ofrecemos un listado con algunos síntomas que podrían indicar que tu dieta no contiene suficientes proteínas.

Problemas en el cabello, la piel y las uñas

¿Se te cae el cabello o está debilitado? ¿Se ve opaco y llovido? Si tu melena conoció tiempos mejores, quizá debas culpar a la falta de proteínas. Para volver a tener mechones lustrosos y cabello más brillante, intenta aumentar la cantidad de alimentos proteicos que consumes.

Intenta incorporar más pescado, carnes, pollo y huevos a tus comidas. Si no tienes tiempo de preparar la tuya, elige una barra proteica como el suplemento más nuevo de BPI Sports, la BEST PROTEIN BAR™. Tiene 20 gramos de proteína por porción y es muy práctica para cuando no estás en casa. No tiene gluten ni grasas trans. BEST PROTEIN BAR™ es blanda y masticable, y viene en sabores deliciosos como S'mores, Chocolate Peanut Butter, Cookies and Cream y Cinnamon Crunch.

¿Qué me dices de tu piel? ¿Está seca? ¿Se cae, se descama? Tu piel debería ser suave y tersa, radiante y brillante, y por supuesto no debe estar manchada. La falta de proteínas en tu dieta también puede afectar tus uñas. Si están rotas, extremadamente finas, se cortan o quiebran muy rápidamente, quiere decir que no estás consumiendo suficientes proteínas, así que refuerza la ingesta.

Dolor muscular y en las articulaciones

Si estás teniendo dificultad para desarrollar músculo sin grasa, o si te sientes débil, es posible que tengas una deficiencia de proteínas. Un tercio de las proteínas que componen tu cuerpo está alojada en tus músculos, así que si te sientes flácido, quizá se deba a que tu organismo está recurriendo a los músculos para generar energía. Incorpora más comidas ricas en proteínas o usa algún suplemento, como BEST PROTEIN BAR™ para ver si cambia la composición de tu cuerpo. Si tardas en recuperarte de alguna lesión, también puede ser señal, ya que las células de cicatrización y regeneración necesitan la cantidad adecuada de proteínas.

Antojos, especialmente de algo dulce

Los antojos constantes y la necesidad de recurrir a bocadillos pueden ser señal de que no incorporas suficientes proteínas. La proteína equilibra el azúcar en sangre, que a su vez equilibra los niveles de glucosa. Come más de los nutrientes importantes si sientes que nunca logras saciar tu apetito del todo. Mantén esa sensación de altibajos alejada consumiendo suficientes proteínas.

¿No estás consumiendo suficientes proteínas?

Se te nubla el cerebro

Si tu nivel de azúcar en sangre está equilibrado, no deberías tener problemas para concentrarte. Pero si no recibes suficientes proteínas, tus niveles de glucosa fluctúan constantemente. Las proteínas al momento de comer contribuyen a la liberación prolongada de carbohidratos que generan una energía constante durante todo el día, en lugar de picos esporádicos. No tienes por qué lidiar con falta de concentración, aumenta tu ingesta diaria de proteínas.

Te enfermas todo el tiempo

Necesitas proteínas para generar los compuestos de tu sistema inmunológico. Así que si te resfrías mucho o no te sientes del todo "bien", prueba incorpora más proteínas a tu dieta. En el caso de los niños, adolescentes y mujeres embarazadas, la falta de proteína puede demorar el crecimiento.