Combate esos kilitos de los primeros años universitarios

Estás por regresar a la vida universitaria. Vivir en la residencia, apurarte para llegar a clases, trabajos de jornada parcial, estudiar, ir a fiestas, estresarte y todo lo demás. ¡Con razón todos tienen miedo a estar en primer año! ¿Quién tiene tiempo para comprar comestibles, preparar comidas o entrenar? Los estudiantes universitarios están constantemente rodeados de bocadillos dulces y salados en máquinas expendedoras, comida rápida, comida de bar, todo lo que resulta conveniente y rápido. Eso implica una alta cantidad de conservantes, de calorías y no muchos alimentos frescos e integrales. Por lo tanto ¿cómo harás para mantenerte saludable y elegir alimentos que a cambio te ayudarán a estar concentrado, con energía y aprovechar al máximo la vida universitaria? Aquí te damos algunos consejos para ayudarte a combatir esos kilitos de los primeros años universitarios:

ensalada de fruta

No te olvides de desayunar

Ya has escuchado antes que el desayuno es la comida más importante del día. Cuando salteas el desayuno, tu azúcar en la sangre baja aún más por lo que te da hambre y tienes menos energía. Esto puede conducir a tener una alimentación impulsiva o a servirse más porciones, incluso más tarde en el día como en el almuerzo. ¡Ambas casos pueden causar aumento de peso! Según la Asociación Estadounidense del Corazón, tomar el desayuno todas las mañanas puede reducir el riesgo de obesidad y la resistencia a la insulina entre un 35 y 50 por ciento. Estas son algunas ideas de desayunos nutritivos rápidos y fáciles:

  1. Batidos de fruta hechos con proteína en polvo para mantenerte más lleno por más tiempo
  2. Omelet relleno de vegetales
  3. Avena cubierta con frutos secos, mantequilla de maní o incluso proteína en polvo
  4. Barras proteicas nutritivas y sabrosas como la Best Protein Bar de BPI Sports

Abastécete de bocadillos saludables

En los largos días y largas noches de estudio, vas a buscar comida con mayor frecuencia. Comer tres comidas saludables por día no será suficiente. Por lo tanto, asegúrate de reponer tu almacenamiento de bocadillos regularmente. Compra al por mayor para ahorrar dinero y divide tus bocadillos en recipientes o bolsas individuales. Pueden ser almendras, queso bajo en grasa, hummus con zanahorias, frutas como pasas y frutillas, huevos duros, barras proteicas y barras de granola. Lee la información nutricional para asegurarte de no excederte con el azúcar ni las grasas. Si tienes a mano alternativas más saludables, no te tentarás de comer todo lo que está a la vista.

cafetería

Recorre tu cafetería

Evita las papas fritas, las hamburguesas de queso y la pizza y opta por alimentos frescos e integrales cuando puedas. Pueden ser vegetales, frutas y buenas fuentes de proteína. No te excedas con los condimentos o los aderezos ya que estos pueden tener alto contenido de azúcar y grasa. Es probable que pienses que las ensaladas son saludables, pero si les agregas dos cucharadas de aderezo Caesar, sumas 163 calorías y 17 gramos de grasa. Otro consejo es que intentes evitar llevar tu comida en la bandeja de la cafetería ya que eso te permite amontonar muchos alimentos, cuando de hecho solo buscas una comida. Tómate tu tiempo para comer, siéntate y disfruta la comida.

Ten en cuenta tus porciones

Es fácil dejarse llevar cuando sacas tus bocadillos de una bolsa, pero tampoco es necesario que midas y peses tu comida constantemente para calcular tus porciones. Simplemente utiliza las manos para calcular el tamaño de porción adecuado. Utiliza la palma de la mano para medir la proteína, toma un puñado grande de vegetales y un puñado de granos integrales. Usa tu pulgar para fraccionar alimentos como la manteca y otros productos untables; esto equivale casi a una cucharada.

No consumas tus calorías en bebidas

Desde alcohol y sofisticadas bebidas con café hasta bebidas energéticas azucaradas, hay muchas maneras de sumar calorías que realmente no te aportan nutrientes ni saciedad. ¿Sabías que una cerveza tiene aproximadamente 150 calorías, un frappé de moca tiene alrededor de 500 calorías y una bebida energética tiene casi 160 calorías? Incluso una bebida por día puede sumar calorías al final de la semana. ¡El agua fresca es lo mejor!

Recuerda que la alimentación saludable es solo una pieza del rompecabezas del entrenamiento y, sin ejercicio, ¡esos kilitos de los primeros años universitarios siguen siendo una amenaza! Mira estos ejercicios para hacer en la residencia estudiantil como circuito de entrenamiento sin aparatos cuando no tienes tiempo para ir al gimnasio.