Emily Buckley, crossfit

El fin de semana, terminaron las competencias regionales de CrossFit. Entrevistamos a una de las participantes, Emily Buckley, para entender un poco mejor qué se necesita para llegar a ser una competidora profesional y comprometida en CrossFitt.

¿Cómo entraste al mundo del CrossFit?

Descubrí el CrossFit en el verano de 2008, cuando estaba a punto de comenzar mi segundo año en la universidad. Practicaba fútbol y lacrosse en la Universidad de New Haven y quería llegar a nuestra prueba de entrenamiento de otoño en óptimo estado físico para empezar el año lectivo de la mejor manera. Mi primo, que en ese momento estaba con el Cuerpo de Marines, me sugirió que probara con el CrossFit, así que busqué un lugar en mi área para comenzar a entrenar y en poco tiempo me volví adicta a esta disciplina.

Cuéntanos más sobre tu historial de competiciones.

Después de graduarme en la universidad, me di cuenta de que el "mundo real" tenía algo que a mí me faltaba. Me faltaba la estructura y la disciplina que exige la práctica de un deporte a nivel profesional y me faltaba la pasión y la emoción por el juego. Había experimentado cierto nivel de competencia en el gimnasio donde practicaba CrossFit cuando iba a la universidad, pero nunca pude dedicarme por completo debido a las exigencias de mis estudios. Sentí que esta era mi oportunidad para volver a practicar CrossFit como deporte.

CrossFit games

En 2013, comencé a entrenar con un grupo de competidores de mi gimnasio y en 2014, calificamos como equipo para The CrossFit Games, que es algo así como el SuperBowl del CrossFit. Como cada año este deporte se hace más popular y los deportistas que lo practican se van perfeccionando, calificar es cada vez más difícil. Este año, mi equipo y yo pudimos calificar para las Regionales del Este y para cuando terminó el fin de semana, habíamos terminado en 9° lugar, en una de las regiones más competitivas.

También hice algo de competencia en la disciplina de levantamiento de pesas de nivel olímpico en años pasados, por lo que viajé para participar en el USAW American Open dos años consecutivos, en 2014 y en 2015.

¿Cómo entrenas?

Normalmente, mi entrenamiento incluye dos sesiones por día. Afortunadamente, mi trabajo me da la flexibilidad de horarios necesaria como para hacerlo sin descuidar mi descanso ni sacrificar mi vida privada. En términos generales, hago mis primeras sesiones de entrenamiento a las 10 a.m., que suelen consistir en un segmento de fuerza y una rutina de acondicionamiento metabólico, lo que en total me lleva unos 90 minutos de entrenamiento. Después de la primera sesión de entrenamiento, generalmente hago parte de mi trabajo, como, me recupero y luego me dispongo a completar mi segunda sesión de entrenamiento. La segunda sesión de entrenamiento es más corta, de unos 45 minutos, y está más enfocada en mejorar mis aptitudes en estado de fatiga. Entreno 5 días a la semana, tengo un 1 día de recuperación activa (generalmente nado) y 1 día de descanso completo.

Emily Buckley

¿Qué comes?

Para comer soy muy rutinaria y aburrida. Siempre desayuno un tazón de cereales Honey Bunches of Oats con un batido proteico sabor chocolate, que es a base de proteínas y vegetales. Generalmente, preparo mis comidas al principio de la semana con carne vacuna o de pavo picada, una mezcla de quinua con arroz y brócoli o calabacín para el almuerzo y la cena. Una o dos veces a la semana, voy a la pizzería de mi vecindario, ¡que es una de mis actividades favoritas en la semana! Además, soy sumamente golosa, así que para mí, el postre es algo maravilloso, pero trato de buscar recetas con los macronutrientes necesarios en Instagram para que no me perjudiquen tanto.

¿Cuál es tu parte favorita del CrossFit?

En realidad, tengo dos partes favoritas. Primero: la comunidad; me encanta viajar y visitar diferentes filiales de CrossFit, donde puedo conocer gente, hacer amigos y disfrutar de tiempo con las personas que deseo ver en cada lugar al que voy a participar. He hecho amigos en todas partes del mundo gracias al CrossFit y eso es algo que atesoro enormemente.

Emily Buckley

Segundo: me encanta darme cuenta de las cosas que mi cuerpo puede hacer. Puede ser el hecho de añadirle 50 lbs a una elevación y darme cuenta de que puedo hacerlo, cuando nunca lo creí posible, o comprobar que luego de mucha práctica puedo hacer una caminata sobre manos de 100 pies. Es una sensación maravillosa ver que el entrenamiento arduo para optimizar tus aptitudes rinde frutos.

Más acerca de Emily:
Nací y me crié en Brooklyn, NY, donde pasé la mayor parte de mi juventud, practicando todos los deportes que pude. Descubrí mi pasión por el entrenamiento en la escuela secundaria; siempre quería vencer a los varones en el baloncesto durante la clase de gimnasia, así que empecé a asistir a un gimnasio local para fortalecerme. Mi obsesión con el gimnasio me acompañó durante toda la etapa de la preparatoria y gracias a mi dedicación, terminé asistiendo a la University of New Haven, donde jugué fútbol y lacrosse.

Después de graduarme y completar mi carrera universitaria, no pude abandonar mi inclinación hacia las competencias, así que empecé a competir en CrossFit y levantamiento de pesas de nivel olímpico. También comencé a trabajar tiempo completo como entrenadora personal, instructora de entrenamiento grupal y asesora de entrenamiento.

Actualmente vivo en Pelham, NY con mi prometido y me desempeño como directora de operaciones de CrossFit Westchester.