5 consejos para mejorar la conexión mente-músculo

Controlas lo que comes, mantienes tus macronutrientes en buen nivel, entrenas regularmente, pero te preguntas si hay algo más que puedes hacer para lograr tus metas de entrenamiento. Levantar pesas más pesadas o cambiar el ritmo no siempre son la respuesta; quizás debas prestarle más atención a tu conexión mente-músculo. La idea tras esta estrategia es que si piensas en un músculo mientras lo trabajas, es más fácil recuperarlo y desarrollarlo. En otras palabras, no subestimes el poder de tu mente para aumentar tu fuerza.

mejora la conexión mente-músculo

El primer paso para contraer tus músculos es enviarle la señal al cerebro, la cual activa el músculo mentalmente. La estrategia de conexión mente-músculo ayuda a bloquear las distracciones, como los teléfonos celulares, la música fuerte, otros fisicoculturistas o la televisión en un gimnasio lleno de gente. Mantenerte concentrado en lo que estás haciendo te ayuda a entrenar mejor, y por ende obtener mejores resultados, más rápido.

Concéntrate, respira profundo

Cuando entrenas, tu ritmo cardíaco aumenta. Antes de pasar al siguiente peso, intenta concentrarte con un ejercicio de respiración rápido. Simplemente inhala por unos seis segundos, y exhala por siete segundos. Con esto deberías concentrarte para que realmente te puedas enfocar en lo que sigue.

Encuentra tu mantra

Encuentra un mantra sencillo que tenga sílabas cortas y que puedas recordar con facilidad. Cada levantamiento requiere varios pasos: la posición inicial, encontrar el equilibrio y hacer el levantamiento con toda tu fuerza, donde sientes la resistencia en tu posición final. Deberías tener un mantra que te ayude en todo el proceso de levantamiento.

Uso de un suplemento preentrenamiento

Para tener mayor lucidez mental y una concentración más aguda, prueba una fórmula preentrenamiento como 1.M.R™ de BPI Sports. Con una potente combinación de nootrópicos, tu conexión mente-músculo será óptima. Esta fórmula preentrenamiento extrema te deja en excelentes condiciones para obtener los mejores resultados, y poder entrenar con tus objetivos en mente y por buen rumbo siempre. Con ingredientes como la citocolina CHP y GABA, puedes mantenerte concentrado como nunca antes y estar enfocado desde la primera repetición. Todo lo que tienes que hacer es mezclar la fórmula 1.M.R™ en un vaso alto de agua y disfruta de 15 a 20 minutos antes de comenzar el siguiente entrenamiento.

Crea metas entre series

Piensa en una meta que sea desafiante pero que se pueda alcanzar y mantente enfocado en ello durante toda la serie. Estas metas pueden basarse en las destrezas, como perfeccionar la figura, o basarse en el rendimiento, como realizar una cantidad específica de repeticiones. Por ejemplo, si estás haciendo peso muerto, debes concentrarte en mantener tu espalda plana para mantener tu columna vertebral neutra. O quizás ya dominaste eso y ahora quieres asegurarte de que tu físico distribuye el estrés del levantamiento en todos los tejidos, de modo que no sea solo un músculo el que soporta toda la carga destructiva.

No te apresures en tus series

A menos que realices ejercicios de acondicionamiento, deberías descansar entre series para aprovechar al máximo tu entrenamiento. El descanso te permite reenfocarte, reajustarte y levantar con más potencia. No estás en modo automático cuando descansas entre series.