La parte 1 de La biblia de BPI sobre la proteína descubre los HECHOS y los MITOS de la proteína lactosérica.

HECHOS vs MITOS

"Tienen demasiados rellenos...solo quiero proteínas puras"

"No puedo usar proteínas porque me hincho demasiado rápido"

"La proteína me hace sentir mal porque soy intolerante a la lactosa"

Rumor tras rumor, equivocación tras equivocación. Si escuchaste alguno de estos comentarios alguna vez o has pensado algo así antes, continúa leyendo. La parte 1 de La biblia de BPI sobre la proteína revela las verdades y los rumores frecuentes sobre la proteína lactosérica.

ADULTERACIÓN DE PROTEÍNAS:

Lamentablemente, gracias a la creciente popularidad de las proteínas, aparecen compañías de suplementos que buscan diversas formas de reducir los costos. "Adulteración de proteína" es el término que se usa para esta situación exacta. La adulteración de proteínas es básicamente ingredientes no proteicos que se agregan al contenido de mezcla de proteínas y se hacen pasar como contenido proteico real. Pongámoslo en perspectiva. Tomas proteínas como ayuda para lograr tus metas. Tomas proteína para mantenerte saludable, seguir una dieta balanceada y tener un cuerpo fuerte. Dicho eso, si el verdadero contenido de proteína no es EXACTAMENTE lo que indica la etiqueta del producto que compras, entonces ¿cómo puedes esperar que te dé los resultados que buscas? La verdad es que no puedes, y esa es la razón de por qué BPI Sports comenzó a usar ChromaDex®, una compañía de productos naturales y un laboratorio independiente líder, para someter todas nuestras proteínas a pruebas. El protocolo de Verificación por un tercero garantiza que no hay adulteración de proteínas y que los ingredientes y el contenido de proteína verdaderos son exactamente los que muestra la etiqueta. Quieres saber lo que estás comprando... y con esto tendrás la certeza de que así será.

LAS MUJERES Y LA PROTEÍNA:

Si bien las mujeres generalmente necesitan menos proteínas que los hombres, aún así necesitan proteínas en su dieta. Una cucharada de proteína equivale casi a una pechuga de pollo. Cuando piensas en una pechuga de pollo a la parrilla, no asumes aumento de peso ni desarrollo muscular automático. En otras palabras, si simplemente agregas una o dos cucharadas de proteína diarias no te hincharás, te ayudarán a desarrollar un físico esbelto y más tonificado. De hecho, hay muchos beneficios en la salud para las mujeres que toman suplementos proteicos. El desarrollo muscular y la pérdida de grasa van de la mano. Cuanto más músculo tengas, más calorías quemará tu cuerpo mientras descansas y más grasas podrá quemar tu cuerpo. Para una pérdida de peso más radical, un batido proteico es una buena alternativa como desayuno para llevar o como aperitivo entre comidas. Las proteínas de BPI se encuentran específicamente en el extremo inferior de la escala calórica y contienen poca grasa y bajo contenido de carbohidratos. Contienen todo lo bueno y nada de basura.

INTOLERANCIA A LA LACTOSA:

Contrariamente a la creencia popular, incluso con sensibilidad a la lactosa (azúcar que se encuentra naturalmente en los productos lácteos), la gente del mundo intolerante a la lactosa aún puede consumir proteína lactosérica purificada. La proteína lactosérica purificada contiene alrededor de 1% de lactosa; generalmente no es una cantidad de lactosa suficiente como para que te afecte. Sin embargo, siempre es mejor tomarla de a poco si tienes dudas. Comienza con ½ cucharada mezclada con agua y observa cómo reacciona tu cuerpo.

PROTEÍNA LACTOSÉRICA EN POLVO POR SOBRE LA COMIDA:

Si bien es verdad que el cuerpo absorbe las proteínas lactoséricas en polvo más rápidamente y que estas te brindan los nutrientes que necesitas luego de un entrenamiento (para la recuperación muscular), se denomina suplemento a la proteína lactosérica por una razón. Los alimentos integrales, como el pollo, el huevo, el pescado, etc., son considerados proteínas completas y tienen diferentes perfiles de aminoácidos que los batidos proteicos. Los alimentos sólidos no pueden reemplazarse completamente por proteína en polvo si realmente quieres mantener una dieta saludable y equilibrada. Sin embargo, la proteína en polvo es ideal para ingerir entre las comidas, una hora antes de tu entrenamiento, 30 minutos después de tu entrenamiento y en cualquier otro momento del día en el que resulte inconveniente preparar una comida. Las proteínas lactoséricas en polvo son una manera conveniente y económica de obtener los nutrientes de proteína que son buenos para ti y que necesitas para el desarrollo de músculos sin grasa, la recuperación y la pérdida de peso óptimos.

Ahora que dejamos eso en claro, no te pierdas La biblia de la proteína parte 2 en la que hablaremos de cómo tus bocadillos favoritos se comparan nutricionalmente con los batidos proteicos y cómo debes tomar tus proteínas.