preparación de comidas

Comer saludable y ser más activo son aspectos primordiales para vivir mejor. Parece muy sencillo, pero la realidad es que llevar una vida balanceada todos los días requiere de esfuerzo. El estrés, la falta de tiempo, las largas listas de quehaceres, las obligaciones familiares y sociales, entre otras cosas, hacen que sea difícil mantenerse en el buen camino. Pero si estás tratando activamente de perder peso, aumentar la masa muscular o simplemente tomar mejores decisiones en general, estas estrategias creativas para preparar comidas pueden ayudarte.

La preparación de comidas incluye cocinar porciones adicionales como por ejemplo proteínas magras y vegetales, para que puedas comer saludable durante toda la semana. Es una excelente manera de asegurarte de tener almuerzos bien balanceados en el trabajo también, en vez de comer comida rápida. Cuando las personas escuchan hablar sobre la preparación de comidas, piensan que no hay variedad, solo trozos desabridos de pechuga de pollo y brócoli cocinado al vapor en contenedores plásticos, pero la realidad es que puedes ser mucho más creativo que eso. Además, ahorrarás dinero preparando tu comida en casa.

Una proteína magra, tres maneras de comerla

Cuando prepares pollo, tofu u otras proteínas magras, usa divisores de papel de aluminio en la sartén para que puedas sazonar de tres maneras diferentes. Una sección puede ser sazonada con condimento cajún, otra con una mezcla de tomillo y romero, y el tercer divisor con marinada jamaicana. Al crear secciones en tu sartén, puedes preparar mayor cantidad de comida, pero de diferentes sabores. De modo que el lunes, puedes empacar un almuerzo de pollo con condimento cajún, mientras que el martes puede tener un toque más jamaicano. La semana siguiente, prueba con otros condimentos, adobos o salsas.

vegetales en espiral

Tantos vegetales, tantas maneras de prepararlos

Los vegetales son indispensables en tu dieta. Contienen muchas vitaminas y nutrientes, agua y tienen muy pocas calorías. Además, son tan coloridos que puedes hacer que las comidas luzcan más apetitosas. Sé creativo cuando prepares tus vegetales. La tendencia más reciente es espiralizar los vegetales, como por ejemplo zanahoria, calabacín (¿haz escuchado hablar sobre los fideos de calabacín?), remolacha, etc.

También puedes cortalos, como por ejemplo preparar una ensalada básica de pepino, tomate y cebolla que puedes agregar a cualquier comida. O algo más tradicional, como simplemente asar una gran cantidad de vegetales con un poco de aceite de oliva y dividirlo en porciones. Al asarlos, se obtiene toda la dulzura natural. Refrigera y disfruta toda la semana.

desayuno con avena

Prepara el desayuno con anticipación

Se dice que el desayuno es la comida más importante del día, y luego de ayunar toda la noche (durmiendo), es fundamental que "despiertes" a tu metabolismo. Ya que las mañanas pueden ser ajetreadas, prepara el desayuno la noche anterior. La avena rica en fibra es un excelente desayuno que te hará sentir satisfecho hasta la hora de almuerzo. Puedes preparar la avena en un frasco con todos tus ingredientes favoritos, como fruta seca, leche y frutos secos, y déjalo en el refrigerador toda la noche. En la mañana, tendrás un desayuno saludable listo para llevar. También puedes preparar batidos.

Cuando salgas de compra al mercado, compra frutas frescas que puedas colocar en bolsas individuales y almacénalas en el congelador. En las mañanas, todo lo que tienes que hacer es colocar algunos trozos de frutas congeladas en proteína en polvo y leche, y tendrás un batido fresco.

Prepara tus bocadillos

Mezcla alimentos ricos en proteína con vegetales, frutas y otros alimentos como hummus en contenedores plásticos. También puedes hacer bocadillos no horneados y almacenarlos en bolsas plásticas para tener opciones listas para llevar, como por ejemplo bolas proteicas energéticas. Algunos ejemplos de bocadillos saludables son palitos de zanahoria y queso, yogur griego, rodajas de pavo y palitos de apio, manzana y mantequilla de maní e incluso barras proteicas que puedes empacar rápidamente.

La preparación de comidas te ayuda a mantenerte por buen camino y alcanzar tus metas de entrenamiento con mayor facilidad, lo cual favorece tu rutina y además obtienes una dosis saludable de nutrientes durante todo el día.