qué son los macros

Nos escuchas hablar de macros, o macronutrientes, todo el tiempo, pero ¿qué son? ¿Y cómo los incluyes en tu estilo de vida saludable?

Los tres macronutrientes más importantes son los carbohidratos, las proteínas y las grasas. La cantidad de estos macronutrientes que consumes a diario, y en qué proporción, incide en el volumen de masa muscular que puedes lograr, cuánta grasa puedes perder y la producción hormonal de tu cuerpo. Si estás verdaderamente interesado en perfeccionar tu plan de nutrición, los macronutrientes son la clave.

Determinar tu división de macronutrientes es el primer paso de una dieta a base de macronutrientes. La división es la cantidad de carbohidratos, proteína y grasas que comes en relación a otros. Por ejemplo, 40% de proteína, 40% de carbohidratos y 20% de grasa. No existe una división perfecta y universal, ya que el punto de partida y el objetivo de cada persona varían. Teniendo esto en cuenta, hay algunos datos generales que debemos recordar.

Cada vez que tienes un déficit calórico, corres el riesgo de perder músculo. Tu cuerpo no recibe la energía que necesita para sostenerse a través de los alimentos y, por eso, utiliza el tejido muscular magro como fuente de energía. Esto se denomina estado catabólico. Si bien todos deseamos que nuestros cuerpos utilicen los depósitos de grasa en su lugar, esto rara vez sucede. Elegir una división con más proteína que carbohidratos o grasa puede ayudar a prevenir esta destrucción muscular. Si tu nivel de proteína es demasiado bajo, tu cuerpo puede comenzar a usar las proteínas que ingieres como fuente de energía, en lugar de usarlas para desarrollar tus músculos. Sin embargo, aumentar tu ingesta de proteínas te garantiza una cantidad más que suficiente para mantener tu masa muscular magra, aun cuando parte de las proteínas ingeridas se convirtiera en energía.

Otra manera sencilla de prevenir el catabolismo es utilizar suplementos con aminoácidos de cadena ramificada (BCAA). Los BCAA actúan como una fuente de energía alternativa para tu cuerpo de manera que no empiece a destruir tejido muscular magro. Prueba agregar Best BCAA™ a tu régimen, ya que utiliza tecnología enzimática de oligopéptidos para optimizar la absorción.

proteína, grasas, carbohidratos

Tu división de macronutrientes también influirá en tu nivel de energía. Si no recibes la cantidad adecuada de carbohidratos en tu plan de alimentación, es posible que no puedas rendir al máximo en el gimnasio. Tu fuerza disminuirá, la intensidad de tu entrenamiento decaerá y perderás motivación. Para poder cumplir con una rutina de entrenamiento intensa, los carbohidratos son esenciales para tu dieta.

Por último, no tengas miedo a las grasas. La grasa es un nutriente esencial que provoca saciedad y puede ayudarte a controlar el hambre. Reducir tu ingesta de grasas de manera significativa puede hacerte sentir hambre las 24 horas de los 7 días de la semana, y afectar tus niveles hormonales. Además, se ha demostrado que las grasas saludables ayudan a mejorar la función cognitiva, reducir la inflamación, proteger contra enfermedades cardiovasculares y retrasar la fatiga.

Si buscas una manera sencilla de ingerir grasas a diario, prueba Keto Bomb™. La primera leche en polvo cetogénica contiene triglicéridos de cadena media (MTC), es decir, grasas saludables que tu cuerpo puede usar como fuente de energía. Esto ayuda a controlar tu apetito y permite que tu cuerpo queme grasas y las utilice como fuente de energía.

Como dijimos anteriormente, la división de macronutrientes ideal varía según la persona. No tengas miedo de ajustar tus proteínas, carbohidratos y grasas de acuerdo con tu progreso y los cambios que notas en tu cuerpo. Comienza por calcular tu masa corporal magra, y luego visita www.BPISports.com/calculators para determinar tus macronutrientes recomendados.