dolor en las articulaciones

Camina un rato por el gimnasio, en un día cualquiera, y seguramente escucharás a alguien quejándose de dolor en los hombros, las rodillas o los codos. El dolor articular es uno de los problemas más comunes que sufren los deportistas pero, ¿no es posible evitarlo en cierta medida?

En este artículo, hablaremos sobre las causas más probables de tu dolor, que pueden ser, entre otras, errores cometidos en el gimnasio o verdaderas afecciones articulares.

Errores que suelen cometerse en el gimnasio

Si vas al gimnasio con suficiente frecuencia, es probable que puedas adivinar quién padece dolor articular. La mayoría de los achaques y dolores relacionados con el entrenamiento de la masa muscular proviene de errores inadmisibles y fáciles de detectar:

  1. Una entrada en calor deficiente
  2. Un entrenamiento demasiado prolongado y/o frecuente
  3. Un entrenamiento muy frecuente con peso excesivo
  4. Ausencia de períodos de descanso para permitir la recuperación de articulaciones, tendones, músculos, etc.
  5. Técnicas de entrenamiento incorrectas
  6. Falta de nutrientes adecuados

Si has cometido alguno de los errores mencionados (o todos ellos) y sufres dolor articular crónico, enfócate en corregir el error, o los errores, que estás cometiendo antes de seguir adelante. Un poco de sentido común nunca está de más. Evita cualquier ejercicio que agrave tus síntomas. Saltarse un entrenamiento te dañará mucho menos que provocarte una lesión incurable.

Tipos de problemas articulares

una mujer con dolor articular entrenando

También es cierto que hay problemas reales, no relacionados con ninguno de estos errores, que afectan a los deportistas. Si estás haciendo una entrada en calor correcta, entrenas con el peso ideal y te concentras en las técnicas, pero aun así tienes dolor articular, te contamos sobre otras tres causas que pueden ser las responsables:

Artritis: existen muchos tipos de artritis, pero la osteoartritis es la más común entre los fisicoculturistas y demás deportistas. La osteoartritis, que también suele denominarse enfermedad degenerativa de las articulaciones o artritis desgastante, se produce cuando el cartílago (que funciona como amortiguación) ubicado entre las articulaciones se quiebra, lo cual produce dolor, rigidez e inflamación.

Bursitis: la bursitis es la inflamación de la bursa, una pequeña bolsa llena de líquido que actúa como un amortiguador entre un hueso y el músculo, la piel o el tendón. Esta afección suele afectar los hombros, los codos, la cadera y las rodillas.

Tendinitis: la tendinitis es la inflamación de un tendón, un cordón grueso que une el músculo con el hueso y actúa como una polea para ayudar a los músculos a mover las articulaciones. La tendinitis, que suele ser consecuencia de lesiones deportivas o movimientos repetitivos, afecta normalmente los hombros, los bíceps, las muñecas, los dedos pulgares y las pantorrillas.

Alivio articular y refuerzo para tener articulaciones saludables

Como decíamos antes, si al entrenar has cometido alguno de los errores ya mencionados, lo más probable es que tus articulaciones mejoren en cuanto comiences a entrenar correctamente. Sin embargo, si siempre has entrenado como corresponde y aun así tienes dolor articular, Vioprex™ puede ser lo que estás necesitando.

Vioprex™ ha sido creado para las personas que sufren dolor en las articulaciones y problemas en los ligamentos. Esta fórmula extrafortalecedora contiene ingredientes de la mayor pureza y calidad, clínicamente probados, que contribuyen a acelerar el proceso de alivio, además de ayudar a estimular la buena salud de los cartílagos y los tejidos para evitar que la lesión recrudezca más adelante. Los antioxidantes ayudan a estimular la producción corporal del líquido sinovial, el cual interviene en la lubricación y la amortiguación de las articulaciones y los tendones.

Alivio de las articulaciones con Vioprex